Energías Renovables

Las energías renovables

Se conocen como Energías Renovables (EERR) aquellas que se producen de forma continua y que son inagotables a escala humana. Las energías renovables son energías alternativas al uso de combustibles fósiles no renovables, como lo es el petróleo. Son, además, fuentes de abastecimiento energético respetuosas con el medio ambiente. Existen diferentes fuentes de energía renovables, dependiendo de los recursos naturales utilizados para la generación de energía. Por ejemplo, son fuentes de energía renovable las plantas minihidráulicas, las eólicas, las de biomasa, las solares, las geotérmicas, y las que aprovechan la energía de las olas y las mareas.

 

El uso de energías renovables posee tres tipos de ventajas: medioambientales, estratégicas y socio-económicas.

 

 

Ventajas medioambientales


•  Limpieza : las ER son limpias, no producen emisión de CO2 a la atmósfera ni de gases contaminantes. Sin embargo, la energía producida a partir de combustibles fósiles, como el petróleo, el gas y el carbón, sí las producen.

•  Residuos : Las ER no generan residuos de difícil tratamiento como lo hace especialmente la energía nuclear, y en menor medida, los combustibles fósiles. Estos residuos suponen una amenaza para el medio ambiente durante generaciones.

•  Disponibilidad : Las ER son inagotables, pues las renuevan los propios ciclos naturales. Los combustibles fósiles son limitados. Con las reservas conocidas actualmente, y al nivel actual de consumo, queda petróleo para 40 años y gas para 60.

•  Impacto ambiental : El impacto ambiental en la generación de electricidad de las energías convencionales es 31 veces superior al de las energías renovables, según los resultados del estudio "Impactos Ambientales de la Producción de Electricidad", elaborado por AUMA.

 

Ventajas estratégicas


•  Deslocalización : Las EERR son autóctonas, mientras los combustibles fósiles se localizan en un número reducido de países, y por tanto provocan dependencia exterior.

•  Desarrollo tecnológico : Las EERR han permitido a España desarrollar tecnologías propias, mientras que la convencional importa casi toda su tecnología.

 

Ventajas socioeconómicas


•  Empleo : Las EERR crean 5 veces más puestos de trabajo que las convencionales. Las energías convencionales crean muy pocos puestos de trabajo respecto a su volumen de negocio.

•  Equilibrio : Las EERR contribuyen decisivamente al equilibrio interterritorial, pues suelen instalarse en ámbitos rurales. Las convencionales se procesan usualmente en zonas muy desarrolladas.


!Síguenos en:

Twitter

Blog en Wordpress


Academia (Publicaciones)